Lo que la industria alimentaria no quiere que sepa

Más grande, más jugoso, más salado, dulce, crujiente… siempre mucho más. La industria alimentaria y su comercialización sin parar ha sido tachada por muchos expertos como un factor importante en la epidemia mundial de obesidad que estamos viviendo.

El resultado de la exposición constante a comer más y un entorno alimentario repleto de oferta ha hecho que la gente desee alimentos ricos en calorías y llegar a ser auténticos adictos a la comida.

A pesar de que la industria alimentaria toma medidas al parecer en la dirección correcta, como por ejemplo haciendo campañas para llevar los productos saludables a las escuelas, la realidad es que es a menudo sólo marketing y
estratagemas, por lo que se generan dudas sobre si las compañías de alimentos grandes quieren realmente ayudar a combatir la obesidad.

En última instancia, los fabricantes de alimentos basura populares tienen la obligación de informar a los consumidores de sus productos, pero los consumidores parecen hacer caso omiso y siguen comiendo más y exactamente los mismos productos de ciertas empresas.

Los expertos en salud tienen un largo historial de seguimiento de la industria alimentaria y destacan que hay cosas que los fabricantes de comida basura no quieren que usted sepa sobre sus productos y la forma en que son tratados, además de hacer un marketing agresivo que realmente funciona.

Las promociones a menudo utilizan personajes de dibujos animados o regalos gratis para atraer a los niños hacia comida basura y el problema de esto es la gran cantidad de azúcar que están consumiendo, por lo que dejan a un lado comida sana como puede ser la fruta o el pescado.

Las manzanas frescas tienen abundancia de fibra y nutrientes que se pierden cuando se procesan en puré de manzana. Y la adicción de azúcar u otros edulcorantes aumentan el número de calorías sin hacer necesariamente el puré de manzana más sano. El zumo de manzana, que se procesa aún más, ha perdido casi toda la fibra y los nutrientes en su procesamiento.

En sus declaraciones las empresas hablan de propiedades saludables respecto a sus productos, tales como “cero grasas trans” o “contiene trigo integral” y ello puede crear la falsa impresión de que un producto es saludable no lo es. La realidad es que están cargados de sal y azúcar o grasas saturadas y carecen de fibra o de otros nutrientes.

Finalmente le recomendamos que si usted está comiendo los alimentos envasados como cereales, pan o pasta, compruebe encarecidamente la lista de ingredientes y verifique qué ingredientes lleva, quizá se sorprenda…

Los secretos de la cocina Mexicana

Si queremos conocer en profundidad los secretos de la cocina Mexicana, lo primer que tendremos que tener en cuenta es la frescura de su comida, la vitalidad de los Mexicanos para cocinar y el interés que le ponen.

En segundo lugar, los ingredientes de la comida Mexicana realmente son bastante básicos, aunque es muy importante reconocer sus usos y el tipo de plato que se sirve puesto que varían bastante de una región a otra. Lo ideal es no dejarse guiar mucho por los libros de recetas puesto que para lograr el auténtico sabor Mexicano nada como aprenderlo directamente en la tierra, aunque no siempre es posible viajar a ese país si vives al otro lado del charco.

En caso de que no puedas viajar si te recomendamos adquirir un libro de cocina Mexicana, pero simplemente para saber qué tipo de recetas se hacen en una zona u otra y saber distinguirlas.

La comida mexicana no siempre está muy condimentada y es picante, todo lo contrario que las mujeres que vemos en ciertos vídeos de porno Mexicano puesto que son realmente calientes, pero los chiles son un ingrediente común

El chile se puede comer crudo o seco, pero rara vez se utilizan en polvo porque puede ser demasiado fuerte. El chili Cayena por ejemplo se encuentra comúnmente en una forma seca, y no se suele utilizar con frecuencia en la cocina mexicana puesto que se sirven muy calientes. Casi todos los chiles se pueden comer verdes, rojos y amarillos. Los Chiles jalapeños son en particular los que se venden en estos días ya que son los más suaves de todos ellos.

Otras de las cosas que hay que evitar a toda costa el uso de los alimentos enlatados; en apariencia puede que las habichuelas gordas que presentan en una lata de conservas sean magnificas, pero no hay nada como lo natural y el sabor es totalmente diferente. Cocinar frijoles secos te permiten extraer el agua durante su cocción y darle tu propio toque de sabor, pero los enlatados están muy salados normalmente.

Las especias varían dependiendo de la región y de los platos a servir, pero por lo general siempre se sirven con los frijoles, cebollas salteadas, ajo, laurel, orégano mexicano y cerdo fresco curado. Respecto a la carnes y concretamente a las aves, uno de los secretos es fijarse en que sean bien culonas, es requisito indispensable para darle ese sabor tan peculiar cuando se cocinan.

El maíz también se utiliza ampliamente en la cocina mexicana y hay muchas maneras de cocinarlo en casa. Utiliza masa de harina para hacer las bases de las tortillas, los tamales y los productos horneados. Hay una gran variedad de opciones de platos de carne tradicionales en la cocina mexicana, tales como el pavo, la codorniz, el faisán o el pollo.

No tengas miedo de experimentar porque es la única forma de aprender y hoy en día muchos platos de carne mezclan los sabores de la cultura gastronómica antigua y la nueva cocina.